¿Por qué ir a terapia de pareja?

En muchas ocasiones, cuando una pareja lleva junta mucho tiempo, esta se estanca. Cuando esto ocurre, lo mejor no es dejarlo pasar y esperar a que se pase y la magia vuelva por sí sola, sino que hay que trabajar y esforzarse por sacarlo adelante. Si quieres saber para que sirve la terapia de pareja, sigue leyendo.

Señales que indican que hay acudir a terapia de pareja

Las discusiones de pareja, si no tienen lugar casi todos los días, no tienen nada malo. Es normal discutir, pues cada uno tiene su opinión y no siempre se puede estar de acuerdo en todo. No obstante, cuando las peleas se convierten en algo habitual, es una señal de que algo no va bien. Se comienza a discutir por cualquier cosa, aunque no tenga demasiado sentido.

Esto puede deberse a que hay rencores acumulados, cosas que no hemos hablado y que nos molestan de la otra persona y que al final terminar explotando. Cuando esto ocurre, es muy difícil solucionar los problemas.

Otra señal muy clara y de cuya importancia a veces no nos damos cuenta es que poco a poco vamos perdiendo el interés en hacer cosas en conjunto con nuestra pareja o pasar tiempo con ella. Parece algo obvio, pero cuando se va apagando y somos nosotros los que perdemos dicho interés, no solemos darnos cuenta hasta que es muy tarde. Un ejemplo de esto es que no te apetezca irte de fin de semana, salir a cenar o incluso ver una serie o una película.

Razones más frecuentes por las que ir a terapia

El problema principal de las parejas que acuden a terapia de pareja es la falta de comunicación. Como ya hemos comentado, a veces nuestra pareja hace cosas que nos molestan, pero las dejamos pasar. A priori puede parecer algo sin gran importancia, pero si lo dejamos pasar varias veces al final todo se acumula y luego parece un problema gigante. La terapia de pareja puede ayudar a que ambas partes aprendan a expresar sus malestares y deseos, pues si no hay comunicación una pareja no puede funcionar. Es importante compartir lo que se siente, sobre todo cuando algo nos molesta.

Otro motivo muy común es cuando hay problemas sexuales. Con el cabo del tiempo, las relaciones pueden dejar de ser satisfactorias o incluso que se pierdan las ganas. Normalmente, esto suele venir derivado de los problemas mencionados anteriormente.

En otras ocasiones, el estrés de tener que criar a los hijos y todo lo que ello supone puede hacer que la pareja discuta más de lo normal. Todo ello es debido a dicho estrés y agobio por la crianza. Si es posible, lo mejor es tener al menos un día a la semana en el que los padres puedan pasar más tiempo juntos, por ejemplo, en una cena. Esto ayuda a mejorar la comunicación y a no

En PSINTRA Psicólogos somos expertos en la terapia de pareja. Si deseas más información sobre para que sirve la terapia de pareja o crees que tú y tu pareja deberíais acudir a una primera cita, no dudes en contactar con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Resuelve tus dudas aquí
¡Hola!

Estoy por aquí por si me necesitas.

Escríbeme para preguntarme lo que quieras.